domingo, 16 de julio de 2017

Lancôme Matte Shakers │Reseña y Swatches


Primero llegaron los 'Juicy Shakers', esos glosses con formato de coctelera, todo un éxito de la marca. Sin embargo, como diría BliurBLOG, a mí no me movieron el piso (aunque sé que a ella sí por esta entrada) y no compré ninguno. 

Otra cosa ha sido cuando ha salido a la venta su versión mate, los Matte Shaker. Que me gusta a mí un labial mate oigan y más aún en formato líquido. 

 
Nada más verlos supe que me haría con alguno y, oye, cosas del destino, justo me llegó un descuento de 10 euros de  Arenal Perfumerías para gastar en productos de alta perfumería. Me fui directa al mueble de Lancôme y se vinieron conmigo 2 de los 7 colores que tienen disponibles. Me gustaron tanto que volví a por un tercero.
 
Los Matte Shaker son labiales líquidos que, según describe la propia marca, son una "emulsión de agua en aceite que permite una intensa concentración de pigmentos con efecto segunda piel en los labios". Es verdad que no se notan en absoluto, al aplicarlos son con si fuera agua, resulta incluso refrescante. 

La pigmentación es muy alta, cubren completamente el labio y no resultan pegajosos en absoluto. Respecto a si resecan, yo no he notado algo fuera de lo normal, como cualquier otro labial mate. Una de las cosas que más me gusta de ellos es que desaparecen gradualmente y, además, tintan el labio, por lo que puedes aplicar encima un bálsamo labial para hidratar los labios y todavía conservar un poco de color. 


Los que yo tengo son:

270 Beige Vintage: Un tono dusty rose, la traducción sería rosa 'sucio'. Es muy estilo Mehr de MAC, es decir, un color de usar mucho en el día a día.

379 Yummy Pink: Sin duda el más pigmentado y llamativo de todos, rosa casi neón. Este es el que más me ha aguantado en los labios, se mantiene intacto incluso tras un pequeño almuerzo.

272 Energy Peach: Otro color muy veraniego, un rosa melocotón también para llevar mucho en cualquier momento.

Tienen un aplicador de esponjita que al terminar en punta permite una aplicación muy cómoda y precisa. 

 
Al ser una fórmula que contiene agua y aceite tenéis que agitarlo bien antes de aplicar para que los pigmentos se mezclen y el color tenga mayor intensidad. El acabado es más bien semi-mate, ya que no quedan completamente fijos, transfieren un poco.

De abajo a arriba: Energy Peach, Yummy Pink, Beige Vintage

Acaba de empezar el verano y para mí han sido el descubrimiento del momento, muy cómodos, colores preciosos y ¿qué me decís del packaging? totalmente instagrameable. 😜 

Este verano se vienen conmigo a todos los lados.

 

8 comentarios :

  1. Estuve hace poco probandolos en una tienda y el beige vintage me gusta muchisimo! Tengo ganas de hacerme con uno, pero es un caprichazo y aun falta para mi cumple, jeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Te leo y te miro mal, jajajajajajaja, me han parecido impresionantes. Sigo auto castigada a no comprar cosas, ni se las veces que repito esto, pero si que me encantaría probarlos más adelante, me llama la atención tanto la textura como el formato.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo me resistí a los Juicy, con estos no hubo suerte ^^'

      Eliminar
  3. No tengo buenas esperanzas de estos tintes pero esta interesante. Besos guapa
    http://chicadelpanuelorojo.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre puedes pedir que te los prueben en tienda ;)

      Eliminar

Design: WS